turismo-familiar-barco-niños

21 JUNIO, 2020 - JOAN NOGUERON - Náutica de recreo

TURISMO NÁUTICO EN FAMILIA: NAVEGAR CON NIÑOS

Desde el mismo momento en que somos padres, debemos pensar en ir cambiando el chip sobre el tipo de turismo familiar que vamos a realizar a partir de ese momento. Además de muchos otros chips, que debemos reforzar para que no se fundan.

Si eres como yo, de los que le gusta irse a alguna selva de bosque primario en el quinto pino para ver panteras nebulosas, pues va a ser que no 🙂

 

No decaigas, no está todo perdido.

Pasar las vacaciones con tu familia en un apartamento en la playa está muy bien. Al final lo que importa es estar juntos.

Pero te voy a mostrar que, también se pueden hacer vacaciones muy chulas en familia, con niños, en que todos disfrutéis a tope del viaje: El turismo náutico en familia y la navegación con niños.

 

El turismo náutico en familia es poco practicado aun por las familias españolas que no poseen un barco en propiedad. Hay bastante desconocimiento del sector de la náutica de recreo.

 

Los viajes de náutica de recreo con niños son una gran alternativa a los viajes convencionales. Donde disfrutarás del mar unos días y vivirás momentos muy especiales con los peques. Una bonita aventura para todos.

 

Algunos ejemplos de viajes en barco en familia en varios destinos para que te hagas una idea.

 

Te detallo, en varios puntos, algunas de las características que favorecen a que navegar con niños sea muy apropiado para pasar unas excitantes vacaciones:

 

  • Es una aventura.
  • Te vas a divertir.
  • Une a la familia.
  • Navegando aprendemos.
  • Viaje lleno de actividades.
  • La navegación a vela.

Es una aventura

Todos necesitamos vivir aventuras. Dejar salir el Robinson Crusoe que llevamos dentro. Nos emocionamos cuando lo hacemos. Y el hecho de vivirlas, nos ayuda a lidiar con nuestras vidas rutinarias.

Lo más habitual es que, los viajes que son una aventura para nuestros hijos, en algunos casos, para nosotros pueden ser un coñazo. Y al revés, un viaje que para nosotros es una pasada, puede ser un rollo para nuestros hijos. Cuesta encontrar un equilibrio.

 

Navegar en familia es toda una experiencia para cualquiera. Aunque, para los chavales, son mucho más que eso. Son un sueño hecho realidad.

 

Soltamos amarras, todo a babor, tierra a la vistaaa. Todo vale para ellos. Aunque el momento más emocionante llega cuando agarran el timón del barco, bajo la supervisión del patrón. Ahí ya flipan en colores.

 

Hay que reconocer que, a nosotros los adultos, los viajes marítimos también nos ilusionan mucho. Especialmente los de náutica de recreo, en los que, a diferencia de los cruceros, podemos sentiros partícipes de la navegación, y saber que sienten por unos días los lobos de mar.

viaje-niños-nautica-aprender

Te vas a divertir

En un contexto tan atípico como es un barco, las situaciones divertidas son constantes a bordo. Te aviso que:

 

Al principio vas a estar bastante patoso a bordo en las tareas de la navegación, momento que tus hijos aprovecharán para reírse de ti. Aunque luego se la puedes devolver.

 

Los chapuzones y risas están asegurados durante todo el día.

 

Además, las embarcaciones equipan varios juguetes para vuestro disfrute:

  • Tablas de paddel surf: son el equipo estrella actualmente, dan mucho juego y los niños pueden pasarse horas jugando con ellas.
  • Equipos de snorkel: siempre apetece explorar los fondos del lugar y descubrir alguna estrella de mar.
  • Neumática auxiliar: Es increíble como los chavales la dominan con pocos usos. Aunque hay que controlarlos para que no le rebanen el pescuezo a algun bañista.

Une a la familia

Son varios padres ya los que, al acabar el viaje, se sorprenden gratamente de lo mucho que han interactuado y compartido con sus hijos durante la semana. Algo que en otro tipo de vacaciones no hacían.

 

A bordo, el espacio es reducido. No puedes escapar. Todo es tranquilidad y sosiego fondeado en las calas y playas. El escenario perfecto para, hablar, jugar y realizar actividades juntos.

Además, el uso del móvil es reducido en algunas zonas de costa, con poca o sin cobertura.

 

Ta chaaan, obtenemos como resultado un vínculo padre/madre – hijo reforzado.

Navegando aprendemos

Como antes comentaba, el mundo de la náutica de recreo es desconocido para muchos. Además, no somos un país con cultura marinera. Pero, lo cierto es que, todo lo que rodea al mar siempre es anhelado por todos.

 

Como la letra de los libros, música y películas, que solo hacen que hablar de él. Nos lo recuerdan a diario. Por qué creéis que será?

 

Navegar con niños en velero o catamarán es una experiencia en la que puedes aprender y compartir un sinfín de cosas sobre el mar con ellos. La navegación a vela, los vientos, la divertida jerga náutica, y mucho más que no te imaginas.

Yo, como patrón, tengo que reconocer que cada día que paso en el mar aprendo algo nuevo. Me encanta encontrarme con lobos de mar de 60 años que llevan toda su vida navegando, y sentarme a escuchar sus anécdotas.

 

Mostrar el respeto al mar y sus valores es, sin duda, una gran lección de vida para los más pequeños. Unos valores, que no pueden aprender de otra forma que viviendo unos días con él.

 

Normalmente, los patrones estamos abiertos a mostrar nuestros conocimientos para que, así os llevéis la mejor experiencia. Digo normalmente, porqué, a veces podemos tener un mal día y estar poco comunicativos. Ya lo dicen que, algunos del gremio somos un poco raritos.

turismo-familiar-barco-aprender

Viaje lleno de actividades

No nos engañemos, la clave para que los niños se diviertan en un viaje y no den la brasa es que, haya diversión durante todo el día. Algo que, se cumple con creces, en un contexto como es el de navegar en familia en un barco. Es increíble las horas que pueden pasar los peques jugando y bañándose en el agua. No tienen límite.

 

Como padre, también puedo afirmar que, cada minuto que mi hija pequeña está distraída, es un minuto más que tengo para estar relajado, que falta me hace.

 

En un viaje de náutica de recreo con niños no os vais a aburrir. Hay muchas actividades para practicar, muchas tareas en las que participar y muchos momentos en los que reír. Las actividades más habituales que podéis disfrutar en un vacaciones de este tipo son:

  • Padel surf.
  • Snorkel
  • Saltar desde el barco.
  • Pilotar el velero o catamarán.
  • Maniobras a vela.
  • Excursiones por la costa con la embarcación neumática auxiliar.
  • Exploración de las cuevas del lugar.
  • Pesca.
  • Nado.
  • Práctica de la fotografía.
  • Visitas culturales del lugar.

Navegación a vela

La navegación a vela, en un velero o catamarán de grandes dimensiones, es una actividad que pocas veces vas a poder practicar. Por desgracia, no está muy extendida en nuestra sociedad.

 

La vela es una actividad que parece increible cuando la prácticas por primera vez. Pilotar un velero con escora y deslizarse sobre el mar, solo con la fuerza del viento, es una sensación muy satisfactoria que no se puede explicar.

 

Cuando te dicen que has ido desde esta isla hasta esta otra, tan rápido, y solamente a vela, sin gastar ni un litro de combustible, no te lo crees.

 

Un viaje de náutica de recreo es una ocasión única para poder practicarla, junto a un profesional que te muestre sus secretos.

Sí, vas a pilotar un velero de 15 metros con las velas izadas.

Y los chavales a tope para cazar las velas, y dar vueltas como locos a los winches.

Concluyendo

Hay muchos viajes que nos ilusionan. Pero nos preguntamos, son viables en familia?

Nos imaginamos allí con nuestros hijos. Pero, de nuevo, nos preguntamos, les gustará a ellos?

 

Es bueno compartir experiencias con nuestra familia. Navegar en familia ilusiona, desde los más pequeños, hasta los más mayores.

 

Personalmente, me gusta realizar un turismo familiar sano, donde los niños puedan disfrutar de la naturaleza. Y aprender de ella. Creo les aporta muchos valores necesarios.

 

Definitivamente, navegar con niños en los viajes de náutica de recreo es una experiencia única, en la que poder disfrutar de la familia en un entorno privilegiado.

Que estás esperando para probarlo?

 

No te pierdas las próximas entradas si quieres empezar a confeccionar tus próximas vacaciones de náutica de recreo en velero o catamarán.

TE ESPERAMOS A BORDO

Recibe ofertas e información

Aceptas haber leído nuestra política de privacidad de datos

Send this to a friend