Viaje en Velero plaza a plaza: Grecia, Croacia

En los viajes en velero plaza a plaza por Grecia, Croacia y Tailandia queremos poner al alcance de todos la aventura de navegar a vela entre magníficos archipiélagos de islas, sin tener que alquilar todo el velero completo, si no simplemente un camarote o varios según el tamaño del grupo, compartiendo así el velero con más gente.

Visita nuestras Rutas en velero por Grecia y Rutas en velero por Croacia para ver los apasionantes recorridos que proponemos.

Vivir una bonita experiencia a bordo es el contexto ideal para conocer gente, compartir experiencias y vivir la naturaleza de cerca, aprendiendo cosas que antes nunca hubieras imaginado. Por otro lado, también es el viaje perfecto para compartir en pareja, en el cual se vivirán momentos realmente emocionantes.

Dado que, el perfil de gente que realiza este tipo de actividades es similar, en las travesías en velero plaza a plaza las relaciones a bordo son siempre  muy buenas, creándose grandes amistades a menudo. Bajar a tierra es habitual entre isla e isla, ya que las distancias entre ellas no son demasiado largas, realizando excursiones por las islas, visitas culturales en los pueblos o simplemente relajarnos en tierra.

Para grupos privados visite también nuestro apartado de Vacaciones en Familia en velero.

viaje-en-velero-plaza-plazaEn los viajes en velero a Grecia y Croacia en modo plaza a plaza se navega en un velero tipo V 43-46.

En el viaje a Tailandia se navega en un catamarán tipoC 38-40 o tipo C 45, según la gente a bordo y la oferta disponible.

Ver los veleros alquilados.


 

 

 

Planificación de una travesía en velero plaza a plaza:

  • Nos levantamos relativamente pronto, pero con libertad para hacerlo más tarde. Preparamos un desayuno como dios manda y dependiendo del itinerario para el día, disfrutamos un rato de la cala o playa donde hemos pasado la noche, ya sea bañándonos, haciendo snorkel o tomando el sol.
  • Trazamos el rumbo a seguir y partimos hasta la siguiente cala o playa, buscando el viento para poder disfrutar de la experiencia que supone navegar a vela, donde fondeamos para explorar el lugar. En caso necesario, bajamos a tierra y realizamos un pequeño trekking hacia el interior de la isla. Cada tripulante decide la actividad que más le apetezca.
  • Navegamos más tarde hacia la siguiente cala, donde preparamos la comida y comemos seguidamente entre baño y baño, upss esta vez me toco preparar a mi la comida.
  • Más tarde hacemos recalada en uno de los pueblecitos costeros de la isla, entramos en el puerto, si lo hay, y realizamos una visita cultural del lugar.
  • Ya bien entrado el atardecer según el itinerario pasamos la noche en puerto o buscamos alguna ensenada tranquila donde poder fondear.
  • En caso de decidir pasar la noche fuera del puerto, al haber caído el sol, preparamos los equipos de pesca y buscamos con la embarcación auxiliar un lugar propicio para tirar la caña.
  • Más tarde cenamos, ya sea en la embarcación o en algún restaurante en la bahía y nos relajamos con una copa bajo el cielo estrellado.

 

velero-en-greciaNavegar a vela implica formar parte de una tripulación, así que cada individuo en el barco aporta algo al conjunto del equipo, y es una pieza imprescindible en un contexto tan atípico como el que supone vivir en un velero. En estas circunstancias la cooperación entre el grupo es importante.

En los viajes en velero plaza a plaza, el haber de compartir con los demás implica unas mínimas normas de convivencia. Cabe remarcar que, en casi la globalidad de las embarcaciones de recreo es necesario mantener un mínimo orden a bordo de las pertenencias y demás,  respetando así el espacio de los demás.

También decir que, en las travesías en velero plaza a plaza las tareas de cocina se realizarán en equipos de dos normalmente, rotando así durante toda la travesía y teniendo más tiempo libre para todos.

Las tareas propias de la navegación y mantenimiento de los equipos del velero serán llevados a cabo por el patrón, con ayuda excepcional de la tripulación en determinados momentos necesarios. No hay que olvidar que el espíritu de navegar a vela reside en la compenetración de una buena tripulación.

En lo que respecta a la toma de decisiones, la ruta a seguir está planificada y los mejores lugares a visitar están ya marcados por nosotros. Aunque nunca nos gustó ofrecer viajes con un itinerario estrictamente fijado, queriendo dar un poco de flexibilidad en algunos momentos.