Qué visitar en Croacia: Dubrovnik, Plitvice..

La costa croata tiene un atractivo estelar indudable. Para quien busque paz y tranquilidad hay muchos rincones por descubrir, como apartados islotes coronados por faros, preciosos pueblos pesqueros, solitarias calas y atolones a lo Robinson Crusoe. Se encontrará mucho glamour en Dubrovnik y Hvar, donde atracan legiones de yates de lujo y es obligado salir de noche y avistar famosos, cóctel de diseño en mano.

Todo en nuestras Rutas por Croacia en Velero y Circuitos por Croacia.

Pero a pesar de las más de mil islas, Croacia también posee muchas maravillas en el interior. Lejos del litoral se puede disfrutar de la abrupta naturaleza o practicar muchas otras actividades. También la pequeña capital de Zagreb tiene una atractiva vida, un flamante museo de arte contemporáneo y monumentos antiguos.

Lagos de Plitvice:

Cuando nos preguntamos “Qué visitar en Croacia”, uno de los lugares que ocupa las primeras posiciones es sin duda,los lagos de Plitvice, de entre los espacios verdes europeos con mayor belleza. Este majestuoso y pintoresco parque se encuentra aproximadamente a mitad de camino entre Zagreb y Zadar. Arboladas colinas rodean magníficos lagos color azul turquesa conectados por una serie de cascadas. Varios senderos y pasarelas de madera serpentean por las orillas de los lagos y por encima de las aguas rugientes a lo largo de 18 km, son sin discusión el conjunto más bonito de lagos en Croacia. En 1979 la Unesco declaró esta zona Patrimonio Mundial.

que-ver-croacia-lagos-plitviceLa exuberante vegetación del parque de los lagos de Plitvice es otra de sus maravillas, sus bosques harán disfrutar de una agradable visita para los amantes de la naturaleza. La sección nororiental está cubierta de hayedos, mientras que en el resto hay una mezcla de hayas, abetos, piceas y pinos blancos salpicados por zonas de mostajos, carpes y fresnos de flor, que cambian de color en otoño.

Sin duda las estrellas del parque de los lagos de Plitvice son los osos y los lobos, aunque también hay ciertos, jabalíes, conejos, zorros y tejones, que si tenemos suerte en nuestra visita a los lagos podremos avistar. También hay que estar atento a las aves, pues abundan los halcones, búhos, cucos, martines pescadores, patos silvestres y garzas; también se pueden ver de vez en cuando cigüeñas negras y águilas pescadoras.

Ciudad amurallada de Dubrovnik:

Un lugar que hay que visitar en Croacia, que sin duda es la ciudad con más encanto de este país, es Dubrovnik. La ciudad de Dubrovnik es, en una palabra única, preciosa. Para lord Byron era la “joya del Adriático. Esta ciudad croata deja a muchos sin habla: su belleza es cautivadora y su marco, sublime. El memorable casco antiguo de Dubrovnik, cercado por unas sólidas murallas defensivas, es la verdadera joya de la ciudad, una especie de cápsula que protege a sus impresionantes edificios barrocos.

que-visitar-croacia-ciudad-dubrovnikNos encantará visitar algunos de los monumentos más destacados de Dubrovnik, monumentos como su  Puerta Pie, la fabulosa puerta de la ciudad; el museo y monasterio franciscano con una extraordinaria pieta esculpida en la entrada o un bonito claustro en su interior de mitad del s. XIV; o la Catedral de la Asunción de la Virgen con sus delicados altares y su sagrario lleno de reliquias de incalculable valor artístico.

Parque Nacional del Rio Krka:

Si queremos alternar cultura con naturaleza también hay que visitar el río Krka, de 72,5 km, que se extiende desde la parte occidental de la cordillera de Dinaric hasta el mar, cerca de Sibenik. Este lugar rebosante de naturaleza, con el río y sus magníficas cascadas definen el paisaje de la región de Sibenik-Knin y constituyen el centro del Parque Nacional del Río Krkaen Croacia. La entrada se encuentra cerca del pueblo de Skradin,  acessible desde el mar por el mismo río Krka, y realizando la visita de este punto se llega hasta las cascadas con una agradable caminata de una hora.

que-ver-croacia-parque-krkaEste paisaje de rocas, precipicios, cuevas y simas es extraordinario, pero el parque nacional también alberga algunos importantes puntos de interés cultural. Cerca de su punto más septentrional hay un monasterio ortodoxo, el monasterio de Krka. Se construyó y reconstruyo hasta finales del s. XVIII. El monasterio muestra una excepcional combinación de elementos bizantinos y mediterráneos.

El palacio de Diocleciano y la ciudad medieval de Split

Frente al puerto, el palacio de Diocleciano es una de las ruinas romanas más importantes en Croacia y más imponentes que existen, lugar donde el visitante pasará la mayor parte del tiempo en la ciudad croata de Split. Nombrado desde 1979 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Sus estrechas calles ocultan pasadizos y patios, algunas desiertas e inquietantes, otras con música atronadora, bares y cafés, mientras los vecinos tienden la ropa en las ventanas, los chavales juegan al fútbol entre los antiguos muros y las abuelas se asoman al balcón para mirar que pasa abajo.

que-visitar-croacia-splitFortaleza militar, residencia imperial y ciudad fortificada, el palacio mide 215 m de este a oeste (incluidas las torres angulares) y 181 m de ancho en su punto más meridional. La muralla alcanza 26 m en su punto más alto, y el complejo total ocupa 31000 m2.

Cada tramo de muralla tiene una puerta con nombre de metal: al norte esta la puerta de Oro; al sur, la puerta de Bronce; al este, la puerta de Plata; y al oeste, la puerta de Hierro. Entre las puertas este y oeste discurre una calle recta (Kresimirova; también llamada Decumanus) que separa la parte sur, donde está la residencia imperial con sus salones y templos, de la parte norte, antaño destinada a soldados y sirvientes.

Los amantes del arte arquitectónico disfrutarán de lo lindo en la visita a este magnífico palacio romano en la ciudad croata de Split.

Parque Nacional de las Islas Kornati:

que-visitar-croacia-kornatiArchipiélago compuesto por 147 islas, islotes y arrecifes principalmente deshabitados, algunos de los cuales forman parte del parque nacional de las islas Kornati. El Parque Nacional de las Islas Kornati abarca 69 km2 y son el archipiélago más grande y compacto en Croacia y del mar Adriático. Muchos han soñado alguna vez en navegar a vela por sus inhóspitos parajes, un paisaje casi lunar que hay que visitar en Croacia, un lugar de los que merece la pena ver alguna vez en la vida.

que-ver-croacia-kornati-vruljeLa pesca se limita estrictamente para permitir la regeneración de los bancos de peces. Los meros, lubinas, congrios, pargos, lucios, sepias, calamares y pulpos son algunos de los animales marinos que se están intentando recuperar en la región.

El pueblo más grande es Vrulje, a pesar de que solo hay 7 o 8 viviendas con su embarcadero y como no, su taberna. Llegar navegando desde el mar a esta aldea hará sentir a cualquiera partícipe de la tradición marítima que se respira en la zona.

El núcleo histórico de Trogir:

Habrá que visitar también el pequeño pueblo de Trogir, con sus tortuosas calles rodeadas de murallas medievales y con su paseo marítimo bordeado de bares y cafés, y de yates de lujo en verano, una visita a la diminuta ciudad de Trogir (antes Trau) es imprescindible en cualquier ruta a través de Croacia. La ciudad de Trogir destaca de entre las ciudades croatas por su cultura en la profusión de edificios románicos y renacentistas de época veneciana; por ello y por su magnífica catedral, la Catedral de San Lorenzo que se declaró en 1997 Patrimonio Mundial por la Unesco.

que-visitar-croacia-ciudad-medieval-trogirBordeada de altos cerros al norte, con el mar al sur y ceñida de murallas, la ciudad croata de Trogir (la Tragurion romana) resultaba muy atrayente. Los primeros croatas colonizaron la antigua ciudad iliria en el s. VII.

Trogir es también fácil de visitar en el día desde Split.

La ciudad de Šibenik:

La ciudad croata de Sibenik está empezando a popularizarse y es fácil descubrir por qué. Sibenik cuenta con fascinantes puntos de interés, restaurantes y bares nuevos que abren cada año. Todo rezuma energía vital. Pero el verdadero atractivo de la ciudad croata de Sibenik no ha cambiado en siglos: su magnífico barrio medieval compuesto por un laberinto de piedra con empinados callejones, antiguas capillas, una espectacular catedral, la Catedral de Santiago y el Ayuntamiento, precioso conjunto que-visitar-croacia-ciudad-sibenikrenacentista construido entre 1533 y 1546 lleno de columnas y con una magnífica balaustrada, hacen de nuevo indispensable la visita a esta población.

El turismo se está convirtiendo en una parte esencial de su economía, el cual tiene en su mapa ya marcado este lugar como: lugar de obligada visita en Croacia.No hay que olvidar tampoco en Sibenik las iglesias de esta ciudad, sobre todo, la Iglesia de los Franciscanos, en cuyo interior hay unos frescos muy bien conservados de los siglos XIV y XV, y la Iglesia de San Iván, que, al igual que el ayuntamiento, es de estilo gótico renacentista y se construyó en el siglo XV.

Parque Natural de Lastovo:

Encontramos la isla de Lastovo prácticamente a mar abierto, una maravilla de isla, formada por un grupo de 45 peñascos en la zona del sur de Dalmacia.

Esta verde isla junto con su archipiélago de islas fue nombrada parque natural en 2006. Gracias a esto ha permitido que se conserve toda su riqueza natural y ancestral en muy buen estado. Encontramos su población entre los fértiles valles y a lo largo del monte que cruza la isla. Esta es característica por sus peculiares chimeneas, sus trajes tradicionales y por su original carnaval.

que-visitar-croacia-lastovoEn el Parque Natural de Lastovo, como mencionado, se puede disfrutar de naturaleza en estado puro. Sus preciosas bahías desiertas y sus ricas aguas de azul turquesa son el escenario ideal si se llega en embarcación desde el mar. También con sus placeres gastronómicos hacen el lugar perfecto para olvidarse de todo y desconectar del bullicio de la vida moderna. Un lugar realmente alejado y remoto.

Parque Natural de Telascica:

El extremo suroriental de Dugi Otok está dividido en dos por la accidentada bahía de Telascica, salpicada por cinco pequeñas islas y cinco islotes aún más diminutos. El Parque Natural de Telascica, con sus magníficas aguas protegidas de color azul celeste, se trata de uno de los puertos naturales más grandes, bonitos y menos estropeados del mar Adriático. Es muy popular su visita obligada entre los yates y una noche fondeado en estas aguas, rodeado de naturaleza en estado puro, es un buen descanso para un día lleno de actividades.

que-visitar-croacia-telascicaJunto a la bahía de Mir se encuentra el lago Mir, de agua salada alimentado por canales subterráneos que cruzan la caliza hasta el mar. Una visita con baño incluido en el lago no está de más, este es cristalino pero con un fondo de barro, está rodeado de pinares y sus aguas son mucho más cálidas que las del mar, como ocurre con el barro en los lugares inusuales, se supone que el de aquí es muy bueno para la piel.

Ciudad de Zadar:

La ciudad croata de Zadar, gracias a su casco antiguo formado por ruinas romanas e iglesias medievales, cafés, cosmopolitas y excelentes museos, está empezando a dar que hablar. No hay grandes aglomeraciones, no la invaden los turistas y ofrece dos atracciones singulares: los espectáculos de luz y sonido del Órgano del Mar y el Saludo al Sol, ambos obras de Basic.

que-ver-croacia-zadar

La ciudad croata de Zadar también destaca por su famosa Iglesia de San Donato y las ruinas romanas. Esta se erigió en el s. IX. Su inusual trazado circular se puede apreciar especialmente desde el extremo meridional. A destacar también en la ciudad croata de Zadar la hermosa iglesia románica – la Catedral de Santa Anastasia, la Iglesia de San Crisógono.

Archipiélago Islas Pakleni:

Casi todo el mundo va a las islas Pakleni (Pakleni Otoci; “islas del Diablo”), que deben su nombre a la resina con la que antaño se calafateaban los barcos. Si se quiere estar en algunas de las mejores playas de Croacia, no hay que dejar de visitar estas preciosas playas en la costa croata, con un espléndido rosario de 21 islas boscosas tiene un mar cristalino, playas escondidas y lagunas desiertas perfectas para bañarse y alejarse de las bulliciosas playas de la costa.

que-visitar-croacia-pakleniEste conjunto de islas está compuesto por playas nudistas de piedrecillas y de arena, con fondo de roca propicio para la pesca submarina.

Consta de las islas nudistas de Jerolim y Stipanska (no obligatorio), y las islas de Zdrilca y Palmizana, que tiene una playa de arena y el Meneghello Place, precioso complejo boutique de villas y bungalos diseminados entre exuberantes jardines tropicales.

Pueblo de Korcula:

La ciudad croata de Korcula es en si preciosa. Rodeada por imponentes almenas defensivas, esta ciudadela costera emana historia, con sus calles de mármol y muchas construcciones renacentistas y góticas. Su fascinante trazado urbano en forma de espina fue inteligentemente pensado para la comodidad y seguridad de sus habitantes: las calles occidentales se construyeron para abrir la ciudad croata al refrescante maestral (viento fuerte y constante que viene del oeste) del verano, mientras que las orientales se planificaron curvas para minimizar la fuerza del bura (viento frio que viene del este) del invierno. La ciudad de Korcula acuna un puerto, custodiado por unas torres defensivas redondas y un compacto conjunto de casas de tejado rojo.

que-visitar-croacia-ciudad-korculaLlegando desde la lejanía por mar se comienza a intuir la forma surrealista de esta preciosa ciudad, con sus montañas majestuosas en frente, las torres de Korcula y los restos de las murallas resultan impresionantes; su sola presencia disuadía a los piratas de acercarse a la ciudad, este idílico marco hará las delicias del visitante. Todo esto y más nos ofrece la ciudad croata de Korcula.

Capital croata de Zagreb:

Estéticamente la ciudad y capital croata, Zágreb, es una mezcla de arquitectura austrohúngara tradicional y toscas estructuras socialistas, dos elementos que marcan su personalidad. Esta pequeña capital croata está hecha para visitar sus calles, sentarse en un concurrido café, visitar museos y galerías y disfrutar de los teatros, museos y cines.

que-visitar-croacia-capital-zagrebAl ser la zona más antigua de la capital croata de Zagreb, la Ciudad Alta (Gornji Grad), que comprende los barrios de Gradec y Kaptol, atesora edificios e iglesias emblemáticas que se remontan a los albores de la historia de la urbe.

La Ciudad Baja (Donji Grad), que va desde la Ciudad Alta a la estación de trenes, cuenta con los museos de arte más interesantes y con bonitos ejemplos de arquitectura de los ss. XIX y XX.

Pueblo de Skradin:

El pueblo croata de Skradin es un pintoresco destino turístico que basa su fama por sus bonitos alrededores, los cuales están formados por algunas áreas de naturaleza de gran belleza: el Parque Nacional de Krka, las cascadas de Skradinski buk y la cascada de Roški slap.

que-ver-croacia-skradin

El pueblo de Skradin se encuentra en el santuario del río Krka, a un par de horas desde Sibenik río a dentro. Su marina ACI, con sus 220 amarres, es una transitada zona de atraque para muchos navegantes.
El pueblo croata de Skradin es también conocido por sus placeres gastronómicos, que se encuentran en sus numerosos restaurantes y tabernas autóctonas, así como por encuentros tradicionales de canción de klapa.

Gruta de Bisevo o Gruta Azul (Modra Spilja):

La pequeña isla de Bisevo, a 30 minutos de Vis, es rocosa con algunas viñas y pinos. Su costa es accidentada y nos muestra una serie de cuevas con acceso desde el mar muy interesantes de explorar. Como más famosa y bonita la Grotta Azzurra de Capri, la Gruta de Bisevo o Gruta Azul. Esta cueva es visitada desde 1884 y nos ofrece un gran espectáculo.

que-visitar-croacia-bisevo-cueva-azulEn esta cueva costera, entre las 11:00 y las 12:00 los rayos del sol se cuelan por una abertura de 1,5 m de alto por 2 m de ancho bajo el agua, bañando el interior con una luz azul sobrenatural. Bajo el agua cristalina los reflejos plata y rosa cabrillean en las rocas hasta una profundidad de 16 m. El único fallo es que el mar está demasiado picado para entrar en la cueva cuando no es verano o sopla el jugo (viento del sur). Sin duda es un lugar que vale la pena visitar en nuestro recorrido por Croacia.

Pueblo de Komiza:

En la costa occidental, al pie del monte Hum, está Komiza, una cautivadora y pequeña villa que se alza en una bahía, con playas de arena y guijarros en el extrema este. Muchos croatas adoran el ambiente poco sofisticado y algo bohemio de la población croata de Komiza.

que-visitar-croacia-vis-komizaEstrechas callejas de pardas casas de los s. XVII suben serpenteando desde el puerto, utilizado por los pescadores desde el s. XII. Al este de la población hay una iglesia del s. XVII en el emplazamiento de un monasterio benedictino, y en la punta del muelle principal se alza una ciudadela renacentista de 1585, el Kastel. Dentro está el Museo de la Pesca con estupendas vistas de la villa al mar.

Pueblo de Primosten:

Primosten es la población más atractiva sin duda de los alrededores de Sibenik, 20 km al sur. Esta pequeña y cuidada ciudad de calles medievales está dominada por un gran campanario y se extiende a lo largo de una península. Casas con tejas en lo alto, sótanos que-visitar-croacia-primostenllenos de viejos toneles desde los que sale el olor de vino terruno, un cementerio orientado al oeste y una iglesia sobre un cerro hacen de la ciudad croata de Primosten un lugar muy apetecible de visitar.

Al otro lado de la bahía hay otra península con grandes pinares, rodeada de playas de guijarros, los hoteles son discretos y no atentan contra el paisaje. Las dos penínsulas parecen orejas gemelas vistas desde las alturas.