Parques Nacionales y Naturales en Croacia

El atractivo de Croacia se funda en la naturaleza: sus cascadas, bosques, montes y la deslumbrante costa. Por suerte hay mucho protegido con 8 parques nacionales que cubren 961 km2. También la densa vegetación en muchas de sus islas se funden con el mar Adriático, dando como resultado preciosas playas y bahías con un fondo lleno de vegetación.

Todo lo veremos en nuestras Rutas por Croacia en Velero y Circuitos por Croacia.

Parque Nacional de los Lagos de Plitvice:

En una visita a Croacia no se puede dejar de explorar uno de los espacios verdes europeos con mayor belleza, el parque nacional de los lagos de Plitvice. Este majestuoso y pintoresco parque se encuentra aproximadamente a mitad de camino entre Zagreb y Zadar. Arboladas colinas rodean magníficos lagos color azul turquesa conectados por una serie de cascadas. Varios senderos y pasarelas de madera serpentean por las orillas de los lagos y por encima de las aguas rugientes a lo largo de 18 km, son sin discusión el conjunto más bonito de lagos en Croacia. En 1979 la Unesco declaró esta zona Patrimonio Mundial.

parque-nacional-lagos-plitviceLa exuberante vegetación del parquen nacional es otra de sus maravillas, sus bosques harán disfrutar de una agradable visita para los amantes de la naturaleza. La sección nororiental esta cubierta de hayedos, mientras que en el resto hay una mezcla de hayas, abetos, piceas y pinos blancos salpicados por zonas de mostajos, carpes y fresnos de flor, que cambian de color en otoño.

Sin duda las estrellas del parque nacional de los lagos de Plitvice son los osos y los lobos, aunque también hay ciertos, jabalíes, conejos, zorros y tejones, que si tenemos suerte en nuestra visita a los lagos podremos avistar. También hay que estar atento a las aves, pues abundan los halcones, búhos, cucos, martines pescadores, patos silvestres y garzas; también se pueden ver de vez en cuando cigüeñas negras y águilas pescadoras.

Parque Nacional Paklenica:

Dominando el mar Adriático, los agrestes picos de los montes Velebit se extienden a lo largo de 145 km y forman una espectacular barrera entre la Croacia continental y el Adriático. El parque nacional de Paklenica abarca 36 km2 de esta cadena montañosa. El parque nacional ofrece cantidad de oportunidades para explorar y descubrir algunos de los paisajes más espectaculares del país a todo el mundo, desde domingueros hasta escaladores. El visitante podrá practicar senderismo por desfiladeros, escalar paredes de roca o deambular por senderos a la sombra junto a algún arroyo.

parque-nacional-paklenicaTambién alberga dos profundos desfiladeros: el Velika Paklenica (Gran Paklenica) y el Mala Paklenica (Pequeña Paklenica), que parecen hachazos en plena cordillera y cuentan con precipicios de más de 400 m de altura. Casi la mitad del parque nacional croata está cubierta de bosques, sobre todo de hayas y pinos, pero también de robles blancos y algunas variedades de carpe. La vegetación cambia a medida que se asciende, al igual que el clima, que pasa de mediterráneo a continental y, por último, a subalpino.

La fauna es escasa, pero quizá se vean alimoches, águilas reales y halcones peregrinos, que anidan en los precipicios de ambos desfiladeros. En las zonas superiores del parque viven linces, osos y lobos, pero la posibilidad de verlos es ínfima.

Parque Nacional del Río Krka:

El río Krka, de 72,5 km, se extiende en Croacia desde la parte occidental de la cordillera de Dinaric hasta el mar, cerca de Sibenik. Este lugar rebosante de naturaleza, con el río y sus magníficas cascadas definen el paisaje de la región de Sibenik-Knin y constituyen el centro del parque nacional del río Krka en Croacia. La entrada se encuentra cerca del pueblo de Skradin,  acessible desde el mar por el mismo río Krka, y realizando la visita de este punto se llega hasta las cascadas con una agradable caminata de una hora.

parque-nacional-krka

Este paisaje de rocas, precipicios, cuevas y simas es extraordinario, pero el parque nacional también alberga algunos importantes puntos de interés cultural. Cerca de su punto más septentrional hay un monasterio ortodoxo, el monasterio de Krka. Se construyo y reconstruyo hasta finales del s. XVIII. El monasterio muestra una excepcional combinación de elementos bizantinos y mediterráneos.

Debajo del monasterio y río abajo, el curso fluvial se transforma en un lago creado por la barrera de Roski Slap, donde el valle se estrecha hasta convertirse en un desfiladero de 150 m. Roski Slap es un tramo de 650 m que empieza con escalones bajos y sigue en una especie de ramales e islotes hasta llegar a las cascadas de 27 m de altura. En el extremo oriental de las cascadas se pueden ver molinos de agua que antes se usaban para procesar trigo.

Parque Nacional de Risnjak

parque-nacional-risnjak

National Park Risnjak

Relativamente aislado, y entre los parques nacionales de Croacia menos visitado o, mejor dicho minusvalorado por los turistas extranjeros, este majestuoso parque nacional de Risnjak solo 35 km al noreste de Rijeka, se merece más atención. Forma parte de la boscosa región de Gorski Kotar, abarca una superficie de 63 km2 y alcanza un altitud de 1528 m en su cota máxima, el Veliki Risnjak. Está cubierto de tupidos bosques de hayas y pinos, tapizado con prados y flores silvestres y salpicado con formaciones kársticas: simas, grietas, cuevas y abismos. Las vigorizantes brisas alpinas lo convierten en la escapada perfecta cuando el calor y las multitudes en la costa se hacen insoportables. Entre su fauna se cuentan osos pardos, linces (ris en croata, de ahí el nombre del parque), lobos, gatos monteses, jabalíes, ciervos, rebecos y 500 especies de mariposas. Casi todo el parque es bosque virgen intacto, aunque hay algunas localidades pero pocas.

Parque Nacional de las Islas Kornati:

parque-nacional-islas-kornatiArchipiélago compuesto por 147 islas, islotes y arrecifes principalmente deshabitados, algunos de los cuales forman parte del parque nacional de las islas Kornati. Las Kornati abarcan 69 km2 y son el archipiélago más grande y compacto en Croacia y del mar Adriático. Muchos han soñado alguna vez en navegar a vela por sus inhóspitos parajes, un paisaje casi lunar que merece la pena visitar alguna vez en la vida.

La pesca se limita estrictamente para permitir la regeneración de los bancos de peces, debido a la sobrepesca que hubo en Croacia en tiempos pasados. Los meros, lubinas, congrios, pargos, lucios, sepias, calamares y pulpos son algunos de los animales marinos que se están intentando recuperar en la región.

parque-nacional-islas-kornatiEn lugar de despojar a las islas de su belleza natural, la desforestación ha resaltado sorprendentes formaciones rocosas cuya blancura marcada contra el azul marino del Adriático constituye una visión maravillosa y extraña.

El pueblo más grande es Vrulje, a pesar de que solo hay 7 o 8 viviendas con su embarcadero y como no, su taberna. Llegar navegando en velero a esta aldea hará sentir a cualquiera partícipe de la tradición marítima que se respira en la zona.

Parque natural de Lastovo:

Encontramos la isla de Lastovo prácticamente a mar abierto, una maravilla de isla, formada por un grupo de 45 peñascos en la zona de Croacia del sur de Dalmacia.

parque-natural-lastovoEsta verde isla junto con su archipiélago de islas fue nombrada parque natural de Lastovo, gracias a esto ha permitido que se conserve toda su riqueza natural y ancestral en muy buen estado. Encontramos su población entre los fértiles valles y a lo largo del monte que cruza la isla. Esta es característica por sus peculiares chimeneas, sus trajes tradicionales y por su original carnaval.

En el parque natural de Lastovo, como mencionado, se puede disfrutar de naturaleza en estado puro. Sus preciosas bahías desiertas y sus ricas aguas de azul turquesa nos harán disfrutar de lo lindo de nuestra visita navegando a vela entre sus playas. También con sus placeres gastronómicos hacen el lugar perfecto para olvidarse de todo y desconectar del bullicio de la vida moderna. Un lugar realmente alejado y salvaje.

Parque Nacional de Mljet:

De entre todas las islas de Croacia Mljet es una de las más verdes. Gran parte de ella es boscosa y el resto está salpicado por campos, viñedos y pequeñas aldeas. La mitad noroeste forma parte del parque nacional de Mljet, donde la frondosa vegetación, los pinares y los espectaculares lagos de agua salada son de un bucolismo extremo. Es un oasis intacto de tranquilidad que, según cuenta la leyenda, tuvo hechizado a Odiseo durante siete años, de los que, seguramente, no se arrepintió ni un segundo.

parque-nacional-lagos-mljetLos mayores reclamos son Malo Jezero y Veliko Jezero, los dos lagos del extremo occidental de la isla comunicados por un canal. Veliko Jezero está conectado con el mar por el canal Soline, por lo que ambos lagos están sujetos a las corrientes de las mareas.

En medio de Veliko Jezero hay un islote con un monasterio benedictino construido en el s. XII pero reconstruido en varias ocasiones, con añadidos renacentistas y barrocos a su estructura románica original. Alberga la iglesia de Santa María (Crkva Svete Marije). Aparte del monasterio, los monjes benedictinos profundizaron y ensancharon el pasaje entre ambos lagos para levantar un molino en la entrada a Veliko Jezero y así aprovechar el torrente de agua marina que entraba al valle.

Parque natural de Telascica:

El extremo suroriental de Dugi Otok está dividido en dos por la accidentada bahía de Telascica dentro del parque natural de Telascica, salpicada por cinco pequeñas islas y cinco islotes aun más diminutos. Con sus magníficas aguas protegidas de color azul celeste, se trata de uno de los puertos naturales más grandes, bonitos y menos estropeados de Croacia y del mar Adriático. Es muy popular su visita obligada entre los yates y una noche fondeado en estas aguas, rodeado de naturaleza en estado puro, es el mejor descanso para un día lleno de actividades.

parque-natural-telascicaLa topografía es de caliza blanca y desnuda con zonas de maleza. La punta del extremo occidental de la isla se enfrenta al mar en un lugar en que el viento y las olas han esculpido enormes acantilados de hasta 166 m de altura, hacia los cuales es habitual realizar una visita para tener una panorámica de la inmensidad del Adriático. No hay poblaciones, asentamientos ni carreteras en esta parte de Dugi Otok; tan solo un par de restaurantes en la bahía de Mir, dirigidos a los que viajan en barco.

Tambien dentro del parque natural, junto a la bahía de Mir se encuentra el lago Mir, de agua salada alimentado por canales subterráneos que cruzan la caliza hasta el mar, como ocurre con el barro en los lugares inusuales, se supone que el de aquí es muy bueno para la piel.

Parque Nacional Islas Brijuni:

El parque nacional de las islas Brijuni (Brioni en italiano) se compone de dos islas principales y 12 islotes cubiertos de pinos al noroeste de Pula, separados de la costa de Istria por el canal de Fazana, de 3 km de anchura. Solo se pueden visitar las dos islas mayores, Veli Brijun y Mali Brijun. Las islas, cubiertas de prados, parques y bosques de roble y laurel (y algunas plantas curiosas como pepinos silvestres o amapolas marinas) fueron declaradas Parque Nacional en Croacia en 1983.

parque-nacional-islas-brijuniAunque hay vestigios de población de hace más de dos mil años, las islas en realidad deben su fama a Tito, extravagante líder yugoslavo que las convirtió en su residencia privada.

Dentro del parque nacional en la isla de Veli Brijun hay un safari park de 9 Ha, también se pueden visitar las ruinas de una casa de campo romana que data del s. I a.C.,un museo arqueológico en el interior de una ciudadela del s. XVI, y en la iglesia de San Germán, convertida en galería donde se exhiben copias de frescos medievales procedentes de iglesias istrianas. Un modo perfecto de explorar la isla es ir en bicicleta, las cuales se pueden alquilar en la isla.