Navegar a Vela por islas Croatas

Navegar a vela por las islas croatas es una oportunidad de conocer las riquezas culturales y naturales de este bonito país desde su lado más tradicional. Estas nos reservan playas de ensueño, pueblos recónditos, bahías misteriosas y naturaleza en estado puro. 

La variedad de islas en Croacia, desde diminutas, verdes y deshabitadas hasta enormes, áridas y muy animadas nos va permitir satisfacer todas nuestras inquietudes en unas vacaciones a lo grande en nuestras Rutas por Croacia en Velero. Algunas las más conocidas son las siguientes:

Isla de Hvar:

Navegar en velero por la isla donde más brilla el sol, de antiguas murallas de piedra y casas de campo rurales, es un privilegio para cualquiera. Es difícil escoger entre varios de sus encantos, por un lado la harmonía de su historia y arte o por otro la de su naturaleza. Un paseo en la villa de Hvar a lo largo de sus calles de piedra, conservadas a lo largo de los siglos es un placer para todo el que las recorre o una visita al mayor mercado hallado a ambos lados del Adriático. Sin duda el casco antiguo es una experiencia única que vale la pena no perderse, cuyas murallas del s.XIII encierran hermosos palacios góticos y calles peatonales de mármol.

navegar-a-vela-islas-croatas-hvarEs la isla más lujosa de Croacia, el lugar más soleado (2724 horas de sol al año) y, junto con Dubrovnik, el destino turístico más visitado. En la ciudad de Hvar, capital de la isla, todo son hoteles lujosos, restaurantes elegantes, bares y clubes de moda, y yates despampanantes; aquí es donde  hay que estar si se quiere formar parte de la sociedad más exclusiva. Son lugares más sobrios y tranquilos Stari Grad y Jelsa, centros culturales e históricos de la isla, en la costa.

Hvar es también famosa por los azulados campos de lavanda que salpican su interior y por otras plantas aromáticas como el romero y el brezo. Algunos de los hoteles de alto lujo usan cosméticos hechos con estas perfumadas plantas.

El interior, en gran parte inexplorado para el turismo, tiene aldeas antiguas, abandonadas, altas cumbres y verdes paisajes. Si hay tiempo se puede hacer una excursión de un día hasta el extremo sur, cuyas calas son de las más bellas y apartadas de Hvar y perfectas para navegar a vela entre sus playas.

Islas Pakleni:

El nombre de estas pequeñas islas – que son unos veinte islotes situados en frente del pueblo de Hvar – viene de la palabra “paklina”, que es una resina de pino que se utiliza en el casco de los barcos. Este archipiélago es la parte más bonita de la rivera de Hvar. De entre las islas croatas, navegar-en-velero-islas-croacia-pakleniPakleni tiene algunas buenas playas ideales para bañarse y otras totalmente aisladas sin acceso por tierra.

En la Isla de Jerolim la costa es predominantemente rocosa donde hay algunas pequeñas calas con pequeñas zonas de arena gruesa. La vegetación es una mezcla de matorrales y pinares. Hay un restaurante. En el islote de Marinkovac podemos encontrar la encantadora Zdrilca. El pulpo salado en el restaurante “Tri Grede” es uno de los mejores en Hvar. En la Islote de Sv. Klement, la más grande, encontramos Palmizana, con una playa de arena, una marina, cuatro restaurantes, bares y habitaciones. Hacia el oeste de Palmizana hay un sendero que conduce a Vlaka, un pequeño pueblo pesquero con la Iglesia de St. Clement (siglo XVI). La agradable paseada toma una hora y se pasa por varias playas encantadoras

Isla de Brač:

Es famosa por dos cosas: su resplandeciente piedra blanca con la que se hicieron el Palacio de Diocleciano de Split y la Casa Blanca de Washington D.C.; y Zlatni Rat, la playa de Bol que se adentra en el mar reproducida en el 90% de los pósteres turísticos de Croacia y abarrotada en verano.

navegar-a-vela-islas-croatas-brac-bolEs la mayor isla de Dalmacia central, con dos ciudades, varios pueblos aletargados y un espectacular paisaje mediterráneo de abruptas escolleras, oscuras aguas y pinares. El interior está lleno de pilas de piedras, amontonadas con esfuerzo por las mujeres a lo largo de siglos a fin de dejar la tierra lista para el cultivo de la vid, el olivo, la higuera, el almendro y el guindo.

Debido a las duras condiciones de vida, muchos emigrantes emigraron al continente en busca de trabajo, dejando el interior casi desierto. Uno de los mayores atractivos es realizar una excursión por el interior y ver los pueblos de piedra de Brac. Las dos poblaciones principales son muy distintas entre si; Supetar parece un lugar de paso, mientras que Bol tiene un encanto más peculiar.

Isla de Vis:

Es la más remota de las principales islas Dálmatas Central y la más misteriosa de las croatas, incluso para los lugareños. Estuvo cerrada a los extranjeros desde los años cincuenta hasta 1989, pues servía de base militar al Ejercito Nacional Yugoslavo. El aislamiento impidió su desarrollo y gran parte de sus habitantes emigró en busca de trabajo, dejándola semiabandonada durante muchos años.

navegar-a-vela-islas-croatas-vis-komizaComo en otras islas empobrecidas del mediterráneo, la falta de desarrollo de Vis se ha convertido en su principal baza turística. Viajeros nacionales y extranjeros llegan ahora en bandada buscando autenticidad, naturaleza, delicias gastronómicas y paz y tranquilidad. Pero la verdadera maravilla de esta isla son sus costas y playas, y explorarlas desde el mar es realmente fascinante.

Los vinos de Vis son de los más famosos de Croacia, tanto el vugava (blanco) como el plavac (tinto); hay grandes extensiones de viñas por todo su territorio. Aquí se come también marisco fresco gracias a la aun floreciente tradición pesquera.

Está dividida entre dos preciosas y pequeñas poblaciones al pie de sendas bahías: el pueblo de Vis, en el noreste; y Komiza, en el suroeste. Entre las dos hay una cordial rivalidad: Vis se asocia históricamente a la clase noble, mientras que Komiza se enorgullece de su tradición pesquera de clase trabajadora y sus historias de piratas. Calas, cuevas y alguna que otra playa de arena salpican la accidentada costa. Los restos antiguos, que se pueden ver en el Museo Arqueológico y otros sitios cercanos a la ciudad de Vis, dan una idea del completo carácter de esta pequeña isla.

Isla de Bisevo:

Bisevo es una lejana isla en mar abierto, al sudeste de Vis. Tiene un área de 5,84 km2. Los poblados en la costa son: Potok, Polje, Nevaja, Mezuporat y Salbunara. Es accidentada, de formación de piedra caliza, y alcanza los 140 m. En el medio de la isla hay un pequeño campo con oliveras. Es la destinación favorita para los excursionistas de Vis pero también de otras Islas Dálmatas. Llegar a ella navegando a vela desde la isla croata de Vis es cuestión de 45 minutos.

navegar-en-velero-islas-croacia-bisevo-blue-caveLa isla tiene varias cuevas, la más famosa siendo la Cueva Azul (Modra Spilja) o Blue Grotto. Entre las 11h y las 12h los rayos de sol se cuelan por una abertura bajo el agua en esta cueva costera, bañando el interior con una luz azul sobrenatural. Bajo el agua cristalina los reflejos plata y rosa cabrillean en las rocas hasta una profundidad de 16 m.

La costa está caracterizada por tener varias ensenadas inmaculadas de aguas limpias y claras. Una de las más bonitas es Porat con una gran playa de arena. La playa está encarada al oeste y protegida de los vientos fuertes. Hay un pequeño bar de playa y un restaurante de pescado, la costa es especialmente rica en pescado.

Sin duda podemos decir que Bisevo es una de los sitios más aislados y vírgenes en el Mediterráneo, una verdadera joya, y uno de entre los muchos motivos de visitar este rosario de islas en Croacia.

Isla de Dugi otok:

Ofrece una increíble belleza natural, por lo que es el lugar perfecto para pasar unas vacaciones relajantes y tranquilas en el paraíso. El grupo de pequeñas islas en el Parque Natural de la Bahía de Telascica es imprescindible. El cercano lago Mir (paz) de agua salada y la bahía arenosa de Saharun, así como un trayecto panorámico en coche por la accidentada costa rocosa, son auténticas maravillas.

navegar-a-vela-islas-croatas-telascicaDugi Otok significa “isla larga” y se extiende de noroeste a sureste. Mide 43 km de largo y solo 4 km de ancho. La costa sudoriental se caracteriza por abruptas colinas y precipicios, mientras que la mitad septentrional está salpicada por viñedos, huertos y pastos para ovejas. En medio hay una serie de colinas kársticas que alcanzan los 338 m en Vela Straza, el punto más alto de la isla.

El mar en calma entre los islotes de sus alrededores, y su terreno deshabitado y salvaje hacen que navegar a vela entre sus aguas sea una delicia para sus visitantes.

La mayoría de la gente establece su base en Sali (en la costa suroriental) o en Bozava (en la costa nororiental). Sali tiene más opciones de alojamiento en casas particulares, mientras que Bozava ofrece más opciones tipo complejo hotelero.

En las tres primeras semanas de agosto hay una breve temporada alta, pues los turistas italianos se acercan a visitarla.

Islas Kornati:

Archipiélago compuesto por 147 islas, islotes y arrecifes principalmente deshabitados, algunos de los cuales forman parte de un parque nacional. Las Kornati abarcan 69 km2 y son el archipiélago más grande y compacto del mar Adriático. Muchos han soñado alguna vez en navegar en velero por sus inhóspitos parajes, un paisaje casi lunar que merece la pena ver alguna vez en la vida.

navegar-en-velero-islas-croacia-kornatiLas islas Kornati están divididas en cuatro grupos que se extienden de noroeste a sureste. Los dos primeros grupos están mar cerca de tierra firme y se conocen en la zona como Gornji Kornat. La isla más grande y recortada es Zut. Los otros dos grupos de islotes, frente al mar abierto, forman parte del Parque Nacional de las Islas Kornati y son las más espectaculares y recortadas. La isla Kornat es, con mucho, la más grande del parque con 25 km de largo pero solo 2,5 km de ancho. Tanto la tierra como el mar están protegidos por el parque nacional. La pesca se limita estrictamente para permitir la regeneración de los bancos de peces. Los meros, lubinas, congrios, pargos, lucios, sepias, calamares y pulpos son algunos de los animales marinos que se están intentando recuperar en la región.

navegar-a-vela-islas-croatas-kornati-vruljeEl terreno es típicamente kárstico, lleno de grietas, cuevas, grutas y escarpados acantilados. Como no disponen de fuentes de agua dulce, las islas son sobre todo áridas, a veces con una ligera capa de hierba.

El pueblo más grande es Vrulje, a pesar de que solo hay 7 o 8 viviendas con su embarcadero y como no, su taberna.

Isla de Solta:

navegar-en-velero-islas-croacia-soltaLa isla está ubicada en el medio del archipiélago Dálmata Central, entre Brac y las Islas Drvenik, con una población de unos 1500 habitantes (19 km de largo por 5 km de ancho).

Los habitantes de Split huyen del sofocante calor estival a esta preciosa isla boscosa de apenas 59 km2. Su único punto de entrada es Rogac, al borde de una amplia bahía. Un sombreado sendero bordea la bahía y lleva a calas más pequeñas con playas de roca, y una carreterita sube a un mercado. A 7 km de Rogac, en una playa en forma de concha, Necujam tiene un hotel, un bar de tentempiés y duchas al aire libre.

Islas Drvenik:

Las islas de Drvenik Mali y Drvenik Veli son perlas de la naturaleza entre otras destinaciones turísticas. Estas tienen solo un pequeño pueblo en navegar-a-vela-islas-croatas-drvenikcada una – el puerto de Borak en Drvenik Mali y Drvenik en Drvenik Veliki. El resto es solo fantástica naturaleza sin polución con numerosas calas, playas de arena y cubiertas bahías.

La más pequeña, Drvenik Mali, tiene olivos, 56 habitantes y una playa de arena que da la vuelta a la ensenada de Vela Rina. Drvenik Veli tiene calas apartadas, olivos y además algunas atracciones culturales: la iglesia de San Jorge data del s. XVI y alberga mobiliario barroco y un altar veneciano. Fuera del pueblo de Drvenik Veli se halla la inacabada y dieciochesca  iglesia de San Nicolás, cuyo constructor no pasó de la monumental fachada.

Fondear entre sus islotes es una delicia para el baño y el snorkel y numerosos pulpos son vistos entre sus rocas.

Isla de Korcula:

En Korcula hay muchos viñedos, olivos pequeños pueblos y aldeas. Los primeros moradores griegos de la isla la llamaron Korkyra Melaina (Korcula negra) por sus frondosos bosques. Su principal población la ciudad de Korcula, luce una maravillosa red de calles marmóreas y edificios preciosos.

navegar-en-velero-islas-croacia-korculaLa accidentada costa meridional está salpicada por tranquilas calas y pequeñas playas, mientras el litoral del norte, más plano, cuenta con muchos puertos naturales. La tradición sigue viva y coleando en Korcula, con ceremonias religiosas ancestrales, música y bailes folclóricos que se representan ante un flujo creciente de turistas. A los enólogos les encantara probar sus vinos, sobre todo el dulce, elaborado con la uva grk cultivada en la zona de Lumbarda.

Un estrecho canal separa Korcula de la península de Peljesac. Es la sexta isla más grande del Adriático, con casi 47 km de longitud.

Isla de Lastovo:

Encontramos la isla de Lastovo prácticamente a mar abierto, una maravilla de lugar, formada por un grupo de 45 peñascos en la zona del sur de Dalmacia.

navegar-a-vela-islas-croatas-lastovoEsta verde isla junto con su archipiélago de islotes fue nombrada parque natural a finales de la década de los 90. Gracias a esto ha permitido que se conserve toda su riqueza natural y ancestral en muy buen estado. Encontramos su población entre los fértiles valles y a lo largo del monte que cruza la isla. Esta es característica por sus peculiares chimeneas, sus trajes tradicionales y por su original carnaval.

En Lastovo, como mencionado, se puede disfrutar de naturaleza en estado puro, sus preciosas bahías desiertas, sus ricas aguas de azul turquesa nos harán disfrutar de lo lindo navegando a vela entre sus playas. También con sus placeres gastronómicos hacen el lugar perfecto para olvidarse de todo y desconectar del bullicio de la vida moderna. Un lugar realmente alejado y remoto.